Termitas y carcomas en la madera

Descubre las diferencias entre carcomas y termitas

Carcomas
Carcomas

Cuando tienes madera presente en tu vida, ya sea en muebles, estructuras, puertas, etc. debes tener especial cuidado en su mantenimiento para que no aparezcan plagas realmente temibles como son las termitas y la carcoma. Las carcomas y las termitas son los peores enemigos de la madera y hay que tomar precauciones para su desaparición.

Tanto las termitas como las carcomas pueden provocar graves problemas en tu hogar si no actúas a tiempo. Si has encontrado síntomas de que puedes tener una plaga en tu casa, no dudes en contactar con profesionales para que puedan exterminar la plaga y cuidar de tu hogar para evitar que se reproduzca.

Carcomas o termitas
Carcomas o termitas

¿Qué son las termitas?

Son insectos organizados en colonias.

¿Qué son las carcomas?

Las carcomas son larvas de escarabajos solitarios que se alimentan de madera para crecer antes de convertirse en un escarabajo grande.

Diferencias entre termitas y carcoma

Ambos animales suelen pasar desapercibidos y van destruyendo la madera que les sirve como alimento. No acostumbran a salir fuera.

Hay varias maneras de distinguir entre los dos tipos de plagas. Un tipo de termitas suelen construir túneles de barro desde el termitero, que suele estar situado en el suelo, hasta la madera que están atacando. En cambio, la carcoma no construye túneles de barro. Hay otro tipo de termitas que se llaman las termitas de madera seca. Éstas no construyen túneles de barro, sino que sitúan el termitero en la estructura de madera que les sirve como alimento.

Las termitas que sitúan el termitero en la madera abren agujeros en ella para lanzar los excrementos al exterior. En estos casos, se pueden observar heces de las termitas no muy lejos de la zona afectada. Esto no ocurrirá en ningún caso por un ataque por carcoma.

Los ataques por carcoma tienen algo característico que es la presencia de serrín en el suelo o en los orificios de la madera afectada. Las termitas nunca dejan serrín después de alimentarse de madera.

Cómo reconocer las carcomas

  1. Agujeros. Suelen oscilar entre los 2 y 10 milímetros, y son de un aspecto irregular.
  2. Lugares. Suelen encontrarse en grietas y fisuras húmedas, prefieren las temperaturas por encima de los 20 grados por eso son más reconocibles en verano.
  3. Reproducción. Si encuentras pequeños huevos, ¡cuidado! Llama a profesionales para exterminarlos ya que tienen una elevada capacidad reproductiva (pueden poner hasta 100 huevos cada vez).
  4. Maderas trabajadas. Muebles, suelos, vigas, puertas, etc. Las carcomas prefieren las maderas ya trabajadas, es decir, muertas antes que las vivas.

Cómo reconocer las termitas

  1. Aspecto. Se parecen a las hormigas y son mucho más discretas que las carcomas, con lo que es más difícil de detectar.
  2. Decoloraciones. Si ves en tus muebles irregularidades o decoloraciones entonces investiga un poco más porque son indicios de la presencia de termitas en tu casa. Cuenta con profesionales para acabar con ellas porque así te asegurarás que todo salga bien.
  3. Discretas. Las termitas son más discretas que las carcomas pero también tienen más vida en las épocas de calor que en invierno, por lo que hay que tener especial cuidado con la humedad y las altas temperaturas.

Tratamiento contra las carcomas

Para todo tipo de maderas, macizas o contrachapadas, viejas o nuevas, empleadas en carpintería de armar (vigas, cerchas, pérgolas etc.) o de taller (marcos, puertas, ventanas, revestimientos, muebles, muebles de jardín, casas de madera, pérgolas y vallas, etc.). Ideal para objetos de arte, esculturas, etc. como protector preventivo y curativo de los ataques de carcomas.