Tipos de maderas duras y maderas blandas

Un criterio de clasificación de maderas es según su dureza. Existen maderas duras y blandas. Las maderas duras tienen este nombre porque son más densas que las blandas, pero esto no siempre es cierto. La madera de balsa, ligera y menos densa que la madera de los bosques, entraría en la clasificación de madera dura. La madera no se clasifica solamente según la densidad o el peso sino según la reproducción de las plantas.

¿Cómo diferencio las maderas duras de las blandas?

Las maderas duras provienen de los angiospermas, que son un tipo de árboles con semillas encerradas (arce, roble u olmo). Por lo general, las maderas blandas provienen de un árbol de gimnospermas, es decir, árboles que tienen semillas que no tienen revestimiento y caen al suelo. Muchos árboles de madera dura son de hoja caduca, es decir, pierden sus hojas en otoño. Suelen crecer más despacio y esto hace que su madera sea más densa y cara.

La calidad de las maderas duras es muy elevada y los muebles hechos con este tipo de madera tienden a ser más resistentes y a durar más. Muchas maderas de este tipo son altamente populares para uso particular; por ejemplo el olmo o el arce se usan para suelos con frecuencia.

En cambio, la madera blanda proviene de coníferas como son los pinos, abetos y piceas. Estos árboles son llamados de hoja perenne y sus hojas tienden a permanecer verdes sin caer al suelo en ciclos. Algunos ejemplos de árboles famosos de madera blanda son el pino, el abeto o la secoya. Las maderas blandas tienen menos vida útil y son de menor calidad, por lo que requiere más cuidados.

Para hacernos una idea algunas especies pueden explotarse en poco más de 4 años, como es la madera de balsa. Para obtener otros tipos de madera como por ejemplo el eucalipto, que no es precisamente de las especies más densas, habrá que esperar unos 15 años, más o menos lo mismo que un roble.

Maderas blandas

Las maderas blandas son las más típicas para la decoración de hogares. En función del árbol se obtendrán unas prestaciones u otras y hay que tener en cuenta que el acabado también difiere según el tipo de madera. Las maderas blandas más típicas son las siguientes:

Pino

La madera de pino es una de las más típicas. Puede tener varios colores y acabados en función de la especie de pino. Los pinos de madera protegida suelen ser la mejor opción para el consumidor, ya que todos buscamos protección de la superficie frente a los ataques de los hongos e insectos. La madera de pino se suele tratar con productos que aseguran su durabilidad. Ésta es fácil de trabajar y extraer y tiene un precio muy económico.

Cedro

El color del cedro puede ir desde el rosado hasta el marrón oscuro casi negro. La madera de este árbol es una de las maderas blandas que más resiste y es muy estable. A nivel de precio, no es tan económica como la de pino.

Abeto

Suele ser una buena alternativa a la madera de pino o de cedro al ser muy ligera, blanda y a la vez muy resistente. Sin embargo, tiene una baja resistencia a los hongos. La gama de colores cambia en función del tipo de árbol. Se utiliza en una gran cantidad de reformas y acabados en viviendas al ser una especie muy abundante en Europa.

Maderas duras

Las maderas duras no son tan económicas como las blandas por lo general. Sin embargo, son más resistentes y hay una gran variedad de tipos de madera que se utilizan para las viviendas:

Caoba

Su apariencia consiste en madera oscura totalmente estable. Resiste bien el peso y los impactos. La caoba es un tipo de madera manejable y fácil de trabajar. El resultado estético es magnífico.

Roble

Este material se acostumbra a utilizar para la fabricación de muebles de gran calidad, pero también para suelos u otro tipo de detalles. Este es un tipo de madera noble muy clásica y elegante para la instalación en viviendas.

Nogal

El precio de este tipo de madera ha augmentado sustancialmente los últimos años convirtiéndose en una de las maderas más caras que existen actualmente. Esto se debe a la tala incontrolada, que ha puesto en riesgo las poblaciones de nogal de todo el planeta. La madera de nogal se puede utilizar tanto para interiores como para exteriores, tiene una gran resistencia y no sufre cambios significativos con el tiempo.

Olivo

La madera de olivo es un tipo de madera que se oscurece con el tiempo. Este aspecto debe considerarse antes de su instalación. Visualmente tiene un aspecto bastante irregular, pero es dura y perdura con el tiempo.

Cerezo

El tono de la madera de cerezo puede variar dependiendo de la especie. Los dos tipos de cerezo que existen son el cerezo americano y el cerezo europeo. Todos los tipos de madera de este árbol tienen algo en común: son muy duros y por tanto resistentes.

Olmo

Este tipo de madera es de textura gruesa y se obtiene a través de un secado rápido. Normalmente, se acostumbra a instalar en suelos exteriores y para la construcción de mobiliario exterior.